España Europa Varios lugares

CARANDE: EL LUGAR PERFECTO PARA CELEBRAR LA LLEGADA DEL OTOÑO

Viajar sin imprevistos os trae en colaboración con ZA49 los 4 motivos por los que Carande es el lugar perfecto para darle la bienvenida al otoño

1. Carande es el punto de inicio de una nueva ruta de senderismo que nos lleva a las raíces de la mitología leonesa.

La recién inaugurada ruta de la mitología leonesa es una apuesta segura para este otoño. Su baja dificultad, la perfecta señalización que encontramos a lo largo de todo el recorrido, y sus cinco kilómetros la convierten en una opción perfecta para el disfrute de toda la familia.

En este sendero circular diseñado hábilmente para mostrarnos todos los encantos de una zona, que ya de por si nos tiene enamorados, podréis adentraros en un universo hasta ahora inexplorado: la mitología leonesa.
A pesar de que la mitología leonesa cuenta con mucha difusión oral de sus mitos y leyendas, y la mayoría de personajes son de sobra conocidos por los habitantes de la zona, hasta ahora no contábamos con una materialización tan realista como la que nos encontramos a lo largo de la senda.
Un conjunto de cuatro figuras de madera, talladas por el campeón de España en talla con motosierra, José Llorente, salpican el recorrido, y junto con sus paneles informativos se fusionan con el bosque, y nos zambullen en un mundo mágico, que emociona a cuantos pasan por la zona.

Esculturas de la mitología leonesa
Esculturas de la mitología leonesa

La primera de estas figuras es la Vieja del Monte, uno de los personajes más queridos por el público infantil, y que cuenta con su propia a cueva a pocos kilómetros; posteriormente nos encontraremos con el Trasgu, un viejo conocido de los leoneses; con la Mora, que se esconde más hábilmente en el corazón del hayedo, y que nos obligará a desviarnos ligeramente para contemplar su bella talla; y finalmente con el Diañe, el más pícaro de los personajes representados.

Aunque la ruta tiene prevista una futura ampliación, añadiendo nuevas figuras, no podemos dejar de destacar la originalidad de la iniciativa y la belleza del sendero, por lo que recomendamos visitarla a lo largo de estos meses de otoño, en los que en bosque se encuentra en su máximo esplendor.

2. Sus bosques mágicos son el lugar idóneo para desconectar de la rutina.

En este año tan extraño, y tan cargado de estrés, nada mejor que celebrar la llegada de la nueva estación en un entorno único como los bosques de Carande. Se trata de una escapada llena de atractivos tanto para aquellos que habitualmente están en contacto con la naturaleza, como para los que necesiten darse un bautismo natural tras un verano cargado de incertidumbre.

La variedad cromática que pinta los laterales del sendero habilitado, las múltiples especies que podemos contemplar mientras avanzamos, y la ausencia de sonidos ajenos a los propios del bosque, lo convierten en un entorno único, un hayedo tan frondoso y excepcional como los que se ven en las películas, y que nos ayudará a entrar en comunión con nuestro niño interior.

Bosque de Carande
Bosque de Carande

3. Tiene un mirador con unas vistas tan espectaculares, que os sentiréis obligados a hacer una parada.


Hacia el final de la ruta, y una vez hayáis conocido a los singulares personajes que dan nombre a esta senda, llegaréis al mirador del Reñeberu.
Este mirador, que pronto espera contar con otra talla de madera en forma del personaje que da nombre al lugar, es un punto privilegiado.
Desde el Reñeberu es posible obtener una vista panorámica de la montaña leonesa (con un panel informativo que identifica todas las cumbres que vemos desde nuestra ubicación, para aquellos que no estén muy familiarizados con la escalada), así como del embalse de Riaño.
Uno de esos miradores de postal, en los que uno puede detenerse tranquilamente, sin más distracción que los graznidos de las aves cercanas, a reponer fuerzas después de la caminata realizada.

Mirador del Reñeberu
Mirador del Reñeberu

4. Carande está a tan solo cinco kilómetros de Riaño

Una vez déis por finalizada vuestra incursión en la mitología leonesa en Carande, seguramente estéis deseando conocer un poco más de la zona. Pues bien, a tan solo cinco kilómetros se encuentra el precioso pueblo de Riaño.
En Riaño podremos disfrutar de una variadad de actividades, según la época del año en que nos encontremos: sus fantásticos paseos en barco por los conocidos como “fiordos” leoneses en los que nos explican un poco más de la historia local; sus paseos por la senda de la Memoria, que en Halloween acogen espectrales actividades; disfrutar de la gastronomía local, que cuenta con embutidos de fama nacional; o incluso, los más atrevidos, podrán surcar las aguas del embalse a lomos de una potente moto acuática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top