Sin categoría

PLAYAS INOLVIDABLES. DIEZ DESTINOS PARA VIVIR UN VERANO INTERMINABLE.

Tenemos malas noticias, el verano se acerca a su fin… y si no lo creéis, no tenéis más que echar un vistazo a vuestro alrededor: maniquíes llevando abrigos, anuncios sobre la vuelta al cole, … ¿Cuál es la buena noticia? Qué aún estáis a tiempo de hacer una escapada tardía a la costa, y para tentaros con la idea, os dejamos nuestra irresistible selección de playas en las que estirar el periodo vacacional:

1. Comporta, Portugal

Es la playa de moda de este verano, y desde luego, no nos extraña.

Tiene todo lo que podemos desear, una inmensa extensión de arena, un enclave maravilloso (limita con el estuario de Sado), accesos fáciles y aguas tranquilas para un chapuzón. Nos parece un lugar delicioso para decir adiós al verano.

2. Playa de las Catedrales, Lugo

Es una de las clásicas apuestas del verano, tanto es así, que entre julio y septiembre es necesario realizar una reserva, en la página web de la Xunta de Galicia, para poder visitarla.

Pero desde luego, no podemos dejar de incluirla en nuestra lista. ¿Por qué? Porque pasear entre los arcos que el mar ha tallado en la roca es una de las experiencias más espectaculares que existen.

3. Praia do Beliche, Portugal

Ubicada en el Algarve, es un lugar con difícil acceso, la escalinata de descenso parece casi infinita, pero que nos sitúa entre la punta de Sagres y el Cabo de San Vicente, es decir, en el paraíso.

Su situación natural hará que estemos protegidos del viento, y además es perfecta para los amantes del surf.

4. Torimbia, Asturias

Imaginad que estáis tumbados en una inmensa media luna de arena increíblemente blanca, y rodeados de una vasta extensión de agua.

Pues no os preocupéis, porque no será necesario que uséis la imaginación, este idílico lugar se encuentra a media hora en coche de Ribadesella.

Cuenta con un acceso fácil, y aunque se puede ir con bañador, es una playa nudista.

5. Praia de Cacela Velha, Portugal

Lo que más os va a gustar de este lugar no es su playa, es su entorno. Se accede desde el pequeño pueblo de Cacela Velha, un auténtico remanso de paz donde el tiempo parece pararse.

La playa está situada en medio de la ría Formosa. Cuando hay bajamar se puede acceder caminando por la ría, entre los pequeños cangrejos que se mueven en busca de agua. Si la marea está alta, podremos llegar en una de las muchas barcas típicas que hay en el pueblo.

6. Playa de los Lances, Tarifa

En este rincón de Tarifa nos esperan 226 hectáreas de playa en las que podremos hacer mucho más que tomar el sol, o surfear.

Desde las arenas blancas de esta playa andaluza es posible contemplar Gibraltar y la costa de África; avistar aves en los periodos de migración; e incluso, admirar la flora que habita en las zonas inundadas.

7. Cala Millor, Mallorca

Si hay un lugar en el que el espíritu del verano habita todo el año, ese son las islas Baleares. ¿Y qué mejor que decir adiós a la temporada con un baño en las impresionantes aguas de Cala Millor?

Además de aguas cristalinas y atardeceres cálidos, esta zona mallorquina está plagada de restaurantes y bares en los que relajarnos mientras cae la noche.

8. Playa de Caion, Coruña

Esta playa situada en la Costa da Morte, caracterizada por el turquesa de sus aguas, nos ofrece múltiples actividades, desde un baño fresquito, hasta una larga caminata por su paseo marítimo de vistas inmejorables.

9. Playa la Caleta, Villajoyosa

Es la playa más misteriosa de este listado, una pequeña cala con acceso secreto, a la que se llega a través del parking del hotel BlueSense Villajoyosa, y antes de llegar a la arena, tendréis que recorrer un sendero arbolado.

Además de ser un lugar idóneo para los amantes del submarinismo, no suele estar abarrotada y nos permite disfrutar de una escapada tranquila.

10. Playa de los Muertos, Almería

Y como última opción, os ofrecemos una de las playas más deseadas de la costa española, la almeriense playa de los muertos.

Una playa con arena fina, agua cálida y de un azul de ensueño (aunque poco recomendada para niños por el importante escalón de entrada), y con tanta fama, que a parte del acceso a pie desde el parking (de pago en verano), se puede llegar también en barco desde Carboneras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top