Marrakech Marruecos

QUE HACER EN MARRAKECH EN UN FIN DE SEMANA

10 imprescindibles que debes hacer durante tu escapada a Marrakech

Si estáis planeando un viaje a Marrakech, os proponemos diez planes para que no paréis en esta bella y caótica ciudad.

1. Alojarse en una Riad

Riad marrakech
Riad Villa Harmonie, Marrakech

Hay tanta variedad, que no sabréis cual elegir; las hay clásicas, las hay modestas, las hay lujosas, e incluso encontramos una riad entre la lista de hoteles más románticos del mundo (es la Riad kheirredine, por si tenéis curiosidad).

Pero a pesar de sus diferencias, el nexo común es que os ayudarán a sumergiros en la cultura del país, y a convertir la estancia en una experiencia única.

2 . Pasearse por los zocos

lamparas zoo de marrakech
PUESTO ZOCO MARRAKECH

Comprar en el zoco forma parte de la cultura del país, y para ello, tendréis que pasear entre las atestadas calles de Marrakech, parando cada cinco minutos para regatear por alguna que otra cosa, y comprando mucho más de lo que esperabais.

Incluso aunque no os apetezca compraros nada, el hecho de recorrer los puestos de especias (en el zoco del Mellah), o de probaros unas babuchas cerca de la Plaza Jamaa os hará disfrutar de la experiencia de perderse por Marrakech.

3. Probar el hammam y los tentadores masajes de los baños orientales

Es posible que a lo largo de vuestro viaje os sintáis un poco abrumados entre tanto ruido, tanta gente, tantos olores… y para esos momentos nada mejor que dejar que nos mimen en uno de los hamman de la ciudad.

Os avisamos que la experiencia es diferente a la de los spas de España. Los hamman, los años orientales, incluso los masajes, están orientados a relajarnos a través de los sentidos, y para ello utilizarán esencias, música, té, …

4. Visitar la muralla

Para llegar a la muralla tendréis que alejaros de la súper poblada Medina. Caminando tardaréis aproximadamente veinte minutos, en taxi apenas cinco, pero os garantizamos que merece la pena.

El paseo es agradable, encontraréis jardines para descansar, y la muralla que bordea la ciudad es espectacular.

5. Tomar un té con menta natural

Os ofrecerán té en casi todas partes, en la mayoría de casos como cortesía de los restaurantes, o establecimientos.

Pero el té que realmente merece la pena es el que endulzan con stevia y lo sirven con hojas de menta en el vaso. Os encantará.

6. Vestirse de tuareg

Si vais a visitar el desierto os recomendamos llevar esta vestimenta para no quemaros bajo el ardiente sol marroquí. Y en caso contrario, os recomendamos que lo hagáis para disfrutar un poco más de la inmersión cultural.

La ropa tuareg es cómoda y ligera, y os ayudarán a ponérosla. Se trata sin duda de una experiencia difícil de olvidar.

7. Cenar cus cus con música en directo

Damos por hecho que ya pensabais probar el cus cus (y si no lo habíais pensado, os instamos a hacerlo. El cus cus que preparan en Marrakech nada tiene que ver con las recetas europeas, al menos en el tratamiento de los alimentos).

En cualquier caso, podéis aprovechar para disfrutar de una cena con cus cus y música en directo… lo cual no es difícil si cenáis en La Maison Arabe. Un lujoso hotel y restaurante, en el que este tradicional plato marroquí se prepara con cebolla caramelizada.

8. Ver el atardecer desde la mezquita Koutoubia

mezquita de marrakech

La hermosa mezquita Koutoubia, que solo pudimos disfrutar desde el exterior, puesto que los turistas tienen prohibida la entrada, nos robó el corazón.

Es impactantemente bella, se alza inamovible en medio de Marrakech, y su silueta nos impactó, en especial al caer la tarde, cuando una confluencia de tonos rosas hacen que se vaya desdibujando poco a poco.

9. Observar la noche marroquí desde una terraza

plaza yamma de noche

La noche de Marrakech está llena de actividades divertidas. Pero si tenemos que elegir, os sugerimos que os sentéis en una de las muchas terrazas que proliferan en los tejados de la ciudad.

La altura os permitirá ver la bulliciosa ciudad desde otra perspectiva, a la vez que disfrutáis de un delicioso refrigerio.

10. Refrescaros con los zumos multifrutas que encontraréis en la mayoría de restaurantes

Es uno de los mayores placeres gastronómicos de Marakech. Zumos naturales, elaborados al momento, que combinan refrescantes frutas y verduras y cuyo sabor explota en la boca nada más probarlos.

Los encontraréis en los puestos de la calle, en las cafeterías y en los restaurantes. Nuestra sugerencia: el zumo de naranja, manzana, zanahoria y jengibre de Zeitoun Café.

11. Visitar el Jardin Majorelle

jardin majorelle cactus

El jardín Majorelle es una delicia de la ciudad Marroquí. Ligeramente alejado de la Medina, podemos llegar después de media hora de paseo, en taxi, o en alguna de las excursiones que van al Palmeral.

Lo cierto es que es un pequeño oasis, al que recomendamos acudir a primera hora de la mañana, si queréis evitar aglomeraciones.

Una vez allí, recorreréis la avenida de acceso, bordeada por altos tallos de bambú, e iréis entrando en los misterios de este jardín creado con mimo, y dotado de cientos de especies vegetales escogidas con esmero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top