Varios lugares

PARQUES DE ATRACCIONES: 10 OPCIONES PARA SOLTAR ADRENALINA

Atentos adictos a la adrenalina, este artículo es para vosotros: diez parques de atracciones en los que descargar tensiones y ver la vida a velocidad de montaña rusa. Diez sugerencias irresistibles para los que nada más desabrocharse el cinturón de seguridad al finalizar una atracción, ya están pensando en la siguiente.

Descubrid los mejores parques de atracciones de Europa con viajar sin imprevistos
Descubrid los mejores parques de atracciones de Europa con viajar sin imprevistos

1. Parque de Atracciones de Madrid

Un parque clásico, con atracciones irresistibles como la “Lanzadera”, y que a más de uno le traerá muchos recuerdos de infancia. Sin embargo han sabido renovarse, incluyendo una amplia zona infantil (con firmas de la Patrulla Canina incluidas); y nuevas atracciones, entre las que destacamos la temida montaña rusa “abismo”, la malévola “tarántula” que gira sin avisar, o el cine 4D para los menos adictos a las emociones fuertes.

2. Port Aventura en Salou

La experiencia Port Aventura se puede vivir en un solo día, pero ya os avisamos ¡será un día lleno de emociones!

Montad en las emblemáticas atracciones de este lugar, como el “Furius Baco” que arranca gritos por doquier; el “Dragon Can”, en el que da igual cuantas veces montes, siempre sientes ese cosquilleo de emoción mientras te colocan el sistema de seguridad,… o las más modernas, como “Shambala”, que ha vencido a más de un valiente, que se ha retirado de la cola después de más de media hora de espera.

Pero os recomendamos también sus espectáculos, en ellos viviréis la magia del Parque. Id sin prisas, relajaos y disfrutadlos, porque desde luego lo merecen.

3. Europa Park en Rust (Alemania)

Está un poco lejos, lo sabemos, pero teníamos que incluirlo porque es el más grande de todos los parques de atracciones de Europa ¡el más grande! Una locura, con zona infantil, dieciséis montañas rusas,… podréis perderos entre sus atracciones.

 Pero cuidado con sus áreas temáticas, puede que un paseo en bus londinense no sea lo que parece; o que un espectáculo de can can os deje con las pulsaciones disparadas; y definitivamente, os sugerimos que no entréis al “Bosque encantado de los Hermanos Grimm” si no estáis muy seguros de que os gustan sus populares cuentos…

4. Parque Warner de Madrid

Este parque es bastante moderno, con distintas temáticas en función de sus zonas, podréis ser vaqueros del salvaje oeste traqueteando en una montaña rusa de madera, o convertiros en súper héroes que deben frenar al malvado Joker. Y todo esto, con tan solo recorrer unos cuantos metros…

Además, su famoso espectáculo de “Loca Academia de Policia” incluye acrobacias realizadas por especialistas de cine, y risas aseguradas para toda la familia.

5. Tibidabo en Barcelona

Hemos incluido este parque por dos cosas: la espectacular panorámica que podréis obtener de la Ciudad Condal desde su noria; y por su antigüedad, ya que lleva funcionando desde principios del siglo XX, lo que lo convierte en el más antiguo de los parques de atracciones españoles en activo.

Os recomendamos las tradicionales atracciones que aún se conservan, como el “avió”, el laberinto de espejos y el museo de autómatas. Y adicionalmente, no dejéis de pasaros por el “Hotel Krüeger”, un auténtico pasaje del terror que os hará mirar dos veces hacia atrás al salir.

6. Efteling Kaatsheuvel (Países Bajos)

En este caso os recomendamos una mezcla entre parque de atracciones y temático. Su ambientación es entre medieval y fantástica (con dragón incluido), combinando su peculiar ambientación con atracciones que os pondrán el vello de punta, como por ejemplo, el “Baron 1898”, una montaña rusa con caída libre que quita el hipo.

7. Terra Mitica en Benidrom

Un parque de atracciones bastante modesto que nos transporta con su ambientación a la cuna de Antiguas Civilizaciones.

¿Qué os recomendamos? “Inferno” una creación diabólica, que como su propio nombre indica es el infierno para el que va subido, una montaña rusa en la que vas girando a medida que la atracción avanza.  Y si vais en verano, no dejéis de probar las “Cataratas del Nilo”, un viaje emocionante y refrescante a partes iguales.

8. Walibi en Biddinghuizen (Países Bajos)

No os vamos a engañar, el noventa por ciento de atracciones son montañas rusas, pero merece la pena ir.

Os encontraréis una montaña rusa acuática (tranquilos, que moja poquito), “Plataforma 13” con un túnel de acceso bastante curioso (que casi nos da más “miedo” que lo que viene después”), o su famosa “Goliath”, de la que lo único que podemos decir es que es una locura, y que querréis repetir antes de haberos bajado.

9. Isla Mágica en Sevilla

Este parque de atracciones del sur de España, si bien es bastante pequeño, y con pocas atracciones realmente emocionantes, podemos decir que cuenta con un parque acuático cercano, en el que podréis refrescaros y aliviaros de los rigores del verano andaluz.

Si queréis disfrutar de un día en familia, podéis optar por explorar Nuevos Mundos a bordo de “La Travesía”, o haceros ricos con los múltiples tesoros que esconde “El Tren de Potosi”, y para los más valientes, os proponemos un viaje en “Los Bucaneros”, donde tendréis que sobrevivir a base de disparar chorros de agua helada a los barcos colindantes.

10. Liseberg en Gotemburgo (Suecia)

El parque más grande de los países escandinavos, con zona infantil, atracciones familiares, y sobre todo, os lo recomendamos porque tiene multitud de opciones para los que no teman vivir emociones fuertes.

Podréis “disfrutar” de una caída en picado en su montaña rusa “Valkyria”, girar hasta la extenuación en Mechanica, o quedaros sin voz en su “AtmosFear”, una caída libre de 146 metros, y si aún  necesitáis descargar adrenalina, pasaos por “Uppswinget”…

Esperamos que hayáis disfrutado de esta selección de parques de atracciones que os ayudarán a recargar las pilas, y a vivir nuevas emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top