museos de chocolate
España Europa Varios lugares

TRES DESTINOS IRRESISTIBLES PARA AMIGOS DEL CHOCOLATE

Nuestras recomendaciones de este mes os harán sentir como niños con zapatos nuevos, o lo que sería más aplicable en este caso; os harán sentir como los afortunados que encuentran un ticket dorado para visitar la fábrica de Willy Wonka en su tableta de chocolate.

Aprovechando que aún faltan muchos meses para comenzar la operación bikini, que los jerséis amplios tapan los excesos que podréis achacar a los atracones navideños y que en pleno frío pre invernal necesitamos calorías extra, os recomendamos que dediquéis tiempo a los siguientes destinos:

1. El Museo del Chocolate de Astorga

Os sentiréis atrapados desde el primer minuto, nada más cruzar la puerta de entrada, retrocederéis en el tiempo para colaros en una antigua tienda de chocolate.

Y prosiguiendo la visita, podréis ver diversos carteles publicitarios relacionados con el chocolate.

Más adelante, encontraréis una presentación sobre el cacao, que os ayudará a comprender mejor el principal ingrediente de uno de nuestros postres preferidos.

Seguiréis con una explicación del tratamiento del chocolate en Astorga, ciudad con centenaria tradición en la elaboración de chocolates, y terminaréis viendo un documental que abrirá vuestro apetito, mientras contempláis como hacen semejantes manjares.

Y una vez comprendidos los conceptos clave, pasaréis a la planta de arriba, donde se exponen diferentes instrumentos utilizados para la preparación de chocolate a la taza, y donde además aprenderéis detalles sobre las principales familias de Astorga, que os harán comprender mejor porqué ésta es la ciudad con más tradición chocolatera de España.

Por último, podréis ver piedras litográficas y planchas de zinc, y un resumen de como se trabajaba en la ciudad con estos materiales.

Y no os preocupéis si sentís una imperiosa necesidad de comer este rico postre, porque una vez finalizada la visita, podréis disfrutar de una cata- degustación, en la que os mostrarán los sabrosos chocolates que ahora se fabrican.

Para que no os perdáis este delicioso museo, os dejamos los horarios de apertura:
De martes a sábado de 10:30 a 14:00 h. y 16:30 a 19:00 h.
Domingos y Festivos de 10:30 a 14:00 h.
CERRADO: Los lunes. El 24, 25 y 31 de diciembre. El 1, 5 y 6 de enero. El 22 de mayo.

2. Fábrica de Chocolate Herranz en Miguelañez

Esta antigua fábrica de chocolate es uno de los lugares más excepcionales que podréis visitar, y es que son los únicos en todo el mundo que tienen una línea completa de máquinas de esta antigüedad.

Esta histórica fábrica, que estuvo en funcionamiento durante cincuenta y dos años y echó el cierre en 1998, estuvo totalmente abandonada hasta 2009.

Afortunadamente para nosotros, este pedacito de la Historia de España, ha reabierto sus puertas para que podamos entender un poco mejor la elaboración del chocolate, y apreciemos el complejo proceso por el que debe pasar el cacao antes de convertirse en el delicioso chocolate que llega a nuestra mesa. Desde la sala de tostado hasta el empaquetado, nos muestran todos los pasos que seguía el cacao en el periodo de funcionamiento.

La fábrica, que se ubica en el municipio segoviano de Miguelañez, se puede visitar durante todo el año. El único requisito para poder realizar la visita de una hora y una deliciosa cata es solicitar cita previa (info@fabricadechocolate.es), y pagar seis euros en el caso de los adultos,
cuatro en el de los niños, que se destinan íntegramente a la restauración y mantenimiento.

3. Chocolates Trapa

Os avisamos que esta cafetería y tienda anexa a la fábrica es considerada como la reina del dulce de Castilla y león. Este título no lo han conseguido por casualidad, sino que se ha ido forjando con el paso de los años, y las opiniones de varias generaciones de niños y mayores que han parado en este oasis en busca de un tentempié dulce.

Esta parada del kilómetro 90 de la autovía A-62 es una de las elegidas por cientos de conductores, unos primerizos y despistados; otros habituales, que ya saben que hay que pedir chocolate a la taza con bizcochos.

En cualquier caso, si aún no habéis degustado las especialidades de la palentina Trapa, os recomendamos que hagáis una parada, y nos contéis después si esta factoría es realmente la reina del dulce.

Entre las ocho de la mañana, y las diez de la noche encontraréis sus puertas abiertas, y las estanterías surtidas de incontables tentaciones.

Colaboración con ZA49 del mes de Noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top