Praga República Checa

COMER EN PRAGA: 5 DELICIOSAS OPCIONES

Rate this post

Si vas a visitar, o tienes la suerte de encontrarte en la capital checa, tienes que leer este articulo. Aquí va una selección de lugares donde comer en Praga.

U FLEKU

Cerveza negra de U Fleku. Si vas a comer en Praga en este lugar, no puedes perdértela.
Cerveza negra de U Fleku

Křemencova 11, 110 00 Nové Město, Chequia
Se trata de un restaurante típico, y totalmente recomendable. Está ubicado en el corazón de Praga, y cuenta con su propio museo y una tienda de merchandising, tal es su nivel de aceptación entre los turistas que visitan la ciudad.

Queso con cerveza de U Fleku, una de las delicias más sorprendentes que pudimos comer en Praga
Queso con cerveza de U Fleku

El menú está compuesto fundamentalmente por platos tradicionales de la cocina checa, y puede ser una buena toma de contacto con la comida local. Es más, si sólo vas a pasar una noche, es el lugar en el que comer en Praga.

Clásico Goulash de U Fleku, uno de los platos más típicos que comer en Praga
Clásico Goulash de U Fleku

Los precios de este restaurante son más elevados que en zonas menos turísticas (el rango de precios de los platos principales está entre 220 y 400 coronas), y además durante la cena, pasean con bandejas cargadas de chupitos que os ofrecerán, y posteriormente, cobrarán si los cogéis.

Cerdo Asado con dumplings de U Flueku. Los dumplings acompañarán casi todo lo que vayas a comer en Praga
Cerdo Asado con dumplings de U Flueku

U KROKA

Vratislavova 28, 128 00 Praha 2, Chequia
Aunque está un poco alejado de la zona turística, el paseo, ya sea andando o en tranvía, merece la pena.
Al llegar (os recomendamos reservar), os encontraréis con un local con decoración moderna, y platos muy instagrameables, de los que no dejaréis ni la decoración, porque está absolutamente deliciosa.
El menú incluye platos bastante arriesgados, y combinaciones de sabores que os encantarán.
Los precios de los platos principales están entre las 220 y las 350 coronas, e incluyen algunas especialidades checas, como el codillo.

U SADLU

Cerveza negra de U Sadlu.
Cerveza negra de U Sadlu

Klimentská 2, 110 00 Praha 1-Nové Město-Petrská čtvrť, Chequia
Esta un poco más apartado de la Ciudad Vieja, aunque puede ser buena opción si hacéis un crucero por el río Moldova.
Si decidís visitar U Sadlu, os encontraréis con un restaurante medieval, al que tendréis que acceder bajando una escalera.

Schnitzel con patatas de U Sadlu. Unos de los platos más típicos que comer en Praga.
Schnitzel con patatas de U Sadlu

El menú contiene platos típicos checos, como el codillo, el goulash, el pato asado, o la carne con salsa de nata, pero además incorpora más platos por si no tenéis ganas de probar más especialidades locales. La comida está deliciosa, y es una buena oportunidad para saborear comida de la República Checa.
Los precios oscilan entre las 185 y las 300 coronas, y ofrecen algunas opciones de menús para dos personas.

Solomillo con nata, limón y mermelada de arándanos de U Sadlu (con dumplings por supuesto). Una de las cosas más curiosas que nos sirvieron para comer en Praga.
Solomillo con nata, limón y mermelada de arándanos de U Sadlu (con dumplings por supuesto)

VYTOPNA

Václavské nám. 802/56, 110 00 Nové Město, Chequia/ Centro comercial Palladium, nám. Republiky 1/1078
El mayor activo de esta cervecería es el hecho de que la bebida viene servida por un tren que circula desde la barra hasta la mesa en la que os hayáis sentado. Una vez allí, el tren estacionará y podréis recoger vuestro vaso.
En cualquiera de sus dos ubicaciones, tienen una buena selección de bebidas, y algunos platos de comida rápida, por lo que no es el sitio más adecuado para comer en Praga si buscas comida típica, pero es de lo más aconsejable para acudir a tomar algo.

STREET FOOD

Esta es una gran opción para comer al mediodía. Los horarios de los museos, y de los monumentos de Praga son bastante ajustados, y es posible que no queráis invertir mucho tiempo en comer.
Podréis encontrar puestos de Street food en muchas zonas con afluencia turística, como el Castillo, o la plaza Wenceslao.
Si ese es el caso, os recomendamos que probéis el Street food de la capital checa. Entre sus delicias más destacadas encontramos los trodl (se trata de una masa semejante al hojaldre, sola o rellena de dulce o salado), los perritos calientes, e incluso el schnitzel.

Delicioso Trodl relleno de chocolate blanco.
Delicioso Trodl relleno de chocolate blanco

Esperamos que se os haya hecho la boca agua con esta selección de lugares donde comer en Praga. ¡Si queréis compartir vuestra experiencia, no dudéis en añadir comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top